A menos que seas un habitante de esas regiones de nuestro país que disfrutan de una “eterna primavera”, ya debes haber sentido que el invierno se aproxima a pasos agigantados. No importa si eres fan de esta estación (y esperas con ansias la estufa prendida y los días de esquí) o la odias y pasas las tardes recordando las cálidas tardes del verano; hay una cosa que no puedes descuidar: el bienestar de las mascotas.

¿Dentro o fuera?

Si hace frío para ti, hace frío para todos Si tu mascota pasa gran parte de su tiempo en el patio trasero o en el jardín, vas a tener que evaluar si puedes dejarla entrar al menos durante las noches de los meses más fríos (de junio a agosto). Por mucho que estén recubiertos de pelo, las mascotas sufren mucho con las bajas temperaturas, así que una buena idea es preparar un área de tu casa en la que pueda compartir tu calefacción y compañía. Si no tienes opción y debe quedarse fuera Haz la siguiente prueba: Si te vistieras sólo (y con nada más que) un abrigo de piel, ¿podrías sobrevivir cómodo el invierno? La respuesta probablemente es no. Esto también aplica para tu mascota. Así que si no puedes dejarlo dormir dentro durante las noches más heladas, asegúrate que cuente con un refugio seco, abrigado y protegido de la lluvia y el viento. De exterior: Refresco y una cena caliente El frío hace que todos gastemos más energía: requiere más calorías el mantenerse tibio cuando afuera el invierno hace de las suyas. Es por eso que durante este período las mascotas que viven en patios y jardines deben comer un poco más. Asimismo, agua limpia y fresca es vital para mantener a tu mejor amigo sano.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2016/04/21/799113/Mascotas-consejos-para-cuidar-a-tu-mascota-durante-el-invierno-que-se-aproxima.html